Los memes son mensajes que pueden estar representados en una imagen, una frase e incluso un video, y su objetivo es transmitir ese mensaje de manera jocosa, y su resultado por lo general es una reproducción masiva en el punto de vista social.

Pero… ¿Cómo algunos memes pueden llegar a ser virales y otros no?

La respuesta está asociada a los siguientes factores.

Fidelidad

Este es un factor que implica una conexión verdadera respecto a una fuente, en el caso de los memes, la fidelidad es lo que permite que una imagen se reconozca, incluso luego de experimentar diversos procesos de réplica y transmisión.

Por ejemplo, cuando el código se altera en la genética, puede crear una evolución de la especie, pero también puede distorsionar el significado y crear el efecto opuesto a lo deseado. Lo mismo ocurre con un meme.

Por eso es importante la precisión ante una nueva copia de la versión original de un meme, pero en la web está la ventaja de copiar con facilidad contenidos e incluso enlaces, para facilitar el cumplimiento de este factor.

Fecundidad

Otro factor de relevancia en un meme exitoso, es la fecundidad, que consiste en la capacidad de ser transmitido, como ocurre con una canción exitosa, la escuchas en todos lados, la solicitan en las estaciones de radio, siempre aparecen en los tops de las canciones más populares, por dar algunos ejemplos.

Pero esto también lo puedes ver en otro ambiente, como el de los servicios, cuando un cerrajero es eficiente, las buenas referencias se transmiten de boca en boca, solo que las malas referencias también, así que atentos en ofrecer un buen servicio.

Lo mismo ocurre con un meme cuando es exitoso, se propaga con gran rapidez hasta el punto de ser considerado viral. Y su difusión se puede hacer de tres maneras básicas.

La primera manera es la repetición constante, la segunda es aplicando lo que se conoce como disonancia cognitiva, y ocurre cuando algo no tiene sentido, pero el cerebro hace un gran esfuerzo para que lo tenga.

Y finalmente, está el denominado caballo de Troya, que se apoya en la tendencia genética que tenemos en fijarnos en aquellos elementos que se orienten a incrementar nuestra supervivencia, como señales de peligro o el atractivo sexual.

Longevidad

Este es el tercer factor que determina el éxito de un meme, y es que no se trata solo de ser viral, porque puede tener una rápida propagación, pero ser muy fugaz, es decir, su fama es muy corta, por otro lado, un meme realmente exitoso, aparte de una veloz propagación, tes perdurable en el tiempo.

Una manera de comprender mejor este concepto puede ser nuevamente con el ejemplo de la música, en la actualidad seguramente escucharás canciones que se consideran clásicas, cuyos cantantes ya no se encuentran en el plano físico, pero sus canciones han logrado superar la existencia de quien las dio a conocer, esas canciones son exitosas.

En el mundo de los memes, existen imágenes que se han utilizado durante años, cuyas frases han sido modificadas, adaptándolas a nuevas situaciones, pero cada vez que hacen uso de ella, todos esperan ansiosamente el resultado.